En Mi Mundo Interior | Los Lunes están sobrevalorados….
164
post-template-default,single,single-post,postid-164,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Los Lunes están sobrevalorados….

 Parece que todo lo dejamos para ese mágico día, como si hubiera alguna fuerza suprema que nos fuera a otorgar la constancia, la potencia, y la consecución del objetivo fijado por empezar a hacerlo el “dies lunae”.
¿Qué quieres empezar al gimnasio? El Lunes. ¿Vas a dejar de fumar? El Lunes. ¿Vas a empezar la dieta? El Lunes. ¿Vas a apuntarte a clases de Inglés? El Lunes también.
¿Qué pasa? ¿Que el resto de días no se puede empezar a hacer deporte, respirar mejor, comer bien, o aprender la lengua de Shakespeare? Parece ser que no.
Los Lunes están “supersobrevalorados”.
De hecho, todas las “mierdas” que dejamos para los Lunes, son las que luego no hacemos, las que nos molestan, las que nos fastidian la vida, o las que te amargan la existencia. Incluso, por poner un ejemplo, cuando decides apuntarte al gimnasio o hacer dieta desde el Lunes, aprovechas el fin de semana para comer como una bestia, beber como un vikingo y vaguear como una marmota…. Porque como el Lunes te va a cambiar la vida, pues agredes a tu cuerpo hasta llevarlo al límite y luego probablemente ese Lunes te vaya mal, y pienses que no pasa nada que empiezas el Martes y lo dejas pasar…. Total, que el Martes transcurre a una velocidad endiablada, y estás en Miércoles, y el Jueves decides, que de este próximo Lunes no pasa. Y al llegar el fin de semana, comes y bebes como si el mañana no existiera, porque el Lunes va a cambiar tu vida…
Sigue así, que te va bien. Y recuerda, nos vemos el próximo Lunes, y empezamos a cambiar nuestra existencia.
No Comments

Post A Comment