En Mi Mundo Interior | Bimba
363
post-template-default,single,single-post,postid-363,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Bimba

El día de ayer morimos un poco todos. Parecía tan evidente que lo conseguirías… Siempre te vimos como una luchadora, con esa eterna sonrisa. Nuestro fuero interno rezaba para que lo superaras, convertida como estabas en un elemento icónico de lucha. Seguramente no querías ser ese símbolo. Nadie puede querer asumir ese papel. Porque representa que llevas la carga en tu ser. Pero nadie mejor que tú, para cargar con esa responsabilidad.

Esa sonrisa; ese espíritu; esa alegría; esa polivalencia; tu belleza; tus ganas de vivir. No te conocíamos, pero te sentíamos como propia. De nuestra familia. Cada vez que se oía que habías sufrido una recaída, a todos se nos encogía un poco el alma. Porque todos hemos padecido esa maldita enfermedad de cerca. Y siempre estamos deseosos de encontrar personas que salgan victoriosas. Como esos millones de héroes anónimos que cada día pelean.

Pero el ser humano es así. Queremos también símbolos públicos que combatan sin desaliento. Por desgracia, tu cuerpo dijo basta. Desde el mismo momento en que expulsaste tu último suspiro, pasaste a convertirte en leyenda. Pero no queríamos eso. No queríamos noticias, ni artículos de mierda hablando de lo buena que eras. Yo no quería estar aquí, escribiendo sobre ti. Ni haciendo mención a esta maldita enfermedad que tanto daño hace a la humanidad…. Solo con pronunciar su nombre, hace que se nos estremezca a todos el alma, por eso no lo haré. Porque no quiero almas estremecidas.

Hoy todos somos Bimba. Hoy todos hemos recordado a alguien. Hoy todos enviamos nuestra fuerza a aquellos que siguen peleando. Porque podemos ser ella, podemos ser tú.

Tu fuerza y positividad nos dará fuerza para seguir adelante y rezar por un futuro donde podamos decir con tranquilidad que hemos erradicado esta lacra.

Descansen en paz todas las Bimba del Universo.

 

No Comments

Post A Comment