En Mi Mundo Interior | Bienvenido 2011
279
post-template-default,single,single-post,postid-279,single-format-quote,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

— Bienvenido 2011

El cambio de año supone siempre un punto de inflexión en nuestras vidas. Es como un capítulo de un libro, que se termina, y da comienzo uno nuevo.

 

Generalmente esa noche, uno da rienda suelta a la diversión, e intenta compartir con su familia y amigos la despedida del año. Corre el champagne, se come en exceso, y en algunos casos se bebe hasta la extenuación. El desenlace de 365 días en los que todos hemos tenido momentos buenos y malos, suele preceder al inicio de un nuevo año, que siempre está lleno de expectativas.

 

Aunque este año, parece que no. Los presagios no pueden ser más pesimistas. Tasas elevadísimas de desempleo y paro, crisis global, y especialmente focalizada sobre la tierra en la que vivimos.

 

Pero yo lo veo de otra manera. Creo que estamos viviendo de nuevo la época de las oportunidades. Es en los momentos más complejos, cuando el ser humano desarrolla más su talento. Es en estos momentos, cuando movido por las inquietudes, o porque surgen miles de posibilidades, uno puede y debe arriesgar, y lanzarse al vacío. No importa lo grande que sea tú fondo de armario. Es el momento de emprender.

 

Si tienes 200 € y sabes pintar, compra unas brochas y un cubo y haz unas tarjetas de visita. Si en cambio, tu virtud es dibujar, compra lienzos y pinceles y haz retratos por las calles. Si sabes hacer música, saca tu guitarra, busca una esquina y pon un sombrero, seguro que la gente sabe apreciarte. Si por el contrario eres bueno cocinando, compra unos pack de embalaje y haz venta de comidas ambulante.

 

El tamaño de los problemas, suele ser tan grande, como la falta de iniciativa para enfrentarte a ellos. Nada es imposible, salvo la ausencia de aliento. Busca en tu interior, explora tus virtudes, seguro que tienes no una, sino muchas, que te hacen diferente a los demás. Explótalas. Sácales partido. Marca la diferencia, y emprende.

 

Solo hay una manera de avanzar y es yendo hacia delante. No permitas que la fatiga o el desaliento causen mella en tu estima. No caigas en el desasosiego, y te rindas. Siempre hay una solución. O una oportunidad. Lo que está claro es que no vendrá a casa a buscarte. La llama eres tú, y a tu alrededor se encuentra la leña. Préndele fuego a la vida.

 

Quizá estés parado, o desempleado. Eso te da una ventaja sobre aquellos que están trabajando. Tienes más tiempo para decidir qué camino seguir. No adoptes una postura contemplativa. Despierta temprano, y sal a la calle. O enciérrate en una habitación y reflexiona. Tu trabajo, al estar parado, es encontrar recursos. Estructura tu futuro. Y sácale partido a ese momento. Hay que ser capaz de reinventarse.

 

Muéstrate rebelde ante tu situación, si no estás de acuerdo con ella. Y plántale cara.

 

El 2011 será un gran año.

Ya lo verás.-

No Comments

Post A Comment